¿Qué son y para qué sirven las capacitaciones para empresas?




¿Qué son y para qué sirven las capacitaciones para empresas?

Aunque parezca extraño en la época en la que vivimos, con una fase muy desarrollada del capitalismo y un mundo empresarial cada vez más especializado en la búsqueda por obtener el mayor beneficio al menor costo posible, aún existen empresas que conciben como un gasto innecesario a la capacitación de sus empleados.

No son pocos los dueños de empresas que asocian una mayor producción con la compra de una nueva máquina más grande y/o más potente que permita hacer en menos tiempo el mismo trabajo que su antecesora y, ante esa situación, prefieran gastar el dinero en ello y no en un personal capacitado.

Ahora bien ¿de qué serviría tener la máquina más nueva y tecnológica del mercado si no disponemos del personal calificado para uso? Aquí radica la importancia de las capacitaciones para empresas: a través de estas vamos a lograr tener un personal con mejores capacidades y aptitudes para para desenvolverse dentro de la organización, mejorando su productividad y el clima laboral, a la vez que será más fácil alinear los objetivos de la empresa con la tarea diaria de los trabajadores.

Por eso, aunque es posible que los resultados de una jornada de capacitaciones de personal para empresas no tengan un impacto inmediato en la producción como sí lo puede tener una nueva máquina, desestimar y no invertir en estas las capacidades de los operarios no es para nada recomendable.

¿Cómo pasamos de capacitación a mayor producción?

¿Qué son y para qué sirven las capacitaciones para empresas?

Como nos enseña Antoine de Saint-Exupéry en su libro El Principito (1943), “las personas grandes aman las cifras”. Por este motivo, es entendible que la gran mayoría de empresarios vean con mejores ojos gastar una cifra exorbitante de dinero en una máquina que le asegure que en N cantidad de días su producción aumentará un tanto por ciento en lugar de elegir una capacitación que permitirá mejorar las relaciones interpersonales de los miembros de la empresa trayendo aparejadas una mejora en la producción a futuro.

En caso de capacitaciones en habilidades duras, es decir, aquellas que refuerzan y mejoran los conocimientos teóricos de los operarios, es posible que los resultados se noten de una manera más inmediata que las capacitaciones en habilidades blandas, que apuntan al desarrollo de las competencias sociales de los miembros de la empresa.

Igualmente, es necesario realizar capacitaciones que refuercen ambas aptitudes ya que luego estas se solaparán formando un equipo de trabajo más capacitado en todo sentido y, como tal, un grupo consciente de las tareas que tiene que hacer desenvolviéndose en un buen clima laboral y con un interés productivo en alza.

Entre las razones más importantes para llevar adelante distintas capacitaciones de personal, podemos mencionar tres:

  • Suele ocurrir que contratar a un nuevo operario puede tener un costo mayor que retener e invertir en quién ya está en la empresa. Por ello, a través de las capacitaciones es posible que se sienta con mayor motivación y confianza para continuar en su puesto de trabajo.
  • Con avances tecnológicos cada vez más frecuentes, mantener al personal actualizado es clave para hacer un uso más eficiente de las distintas herramientas y llevar adelante mejores proyectos.
  • Además, significan un aprendizaje profesional permitiendo a los trabajadores desenvolverse con mayor seguridad y confianza de asumir nuevos desafíos en base a sus capacidades.

 

¿Qué capacitaciones deberíamos realizar?

¿Qué capacitaciones deberíamos realizar?

Según Shift E-learning, casi el 75% de los trabajadores pierden interés y capacidad productiva si desde las empresas no promueven capacitaciones que ayuden a su desarrollo. Por este motivo, es necesario hablar con ellos, conocer sus propuestas y necesidades para, en base a ello, proponer aquellos cursos y talleres que se ajusten a sus demandas, siempre y cuando, claro, también se aliñen a los objetivos de la organización.

Hechas las capacitaciones, están generarán un equipo de trabajo más productivo, generar estabilidad en los trabajadores y aumentar su estabilidad en el puesto laboral.

En este sentido, existen diferentes tipos de capacitaciones que permitirán desarrollar ciertas aptitudes y conocimientos ofreciéndoles diversos beneficios a los empleados:

  • El desarrollo de las habilidades blandas son de las más buscadas por las empresas, ya sea para retener personal o para incorporar nuevo personal debido a que permiten ser más flexibles ante los cambios, más productivos e innovadores.

Estas habilidades permitirán entender mejor las necesidades de los clientes, una mejor comunicación en todas las líneas y un mayor trabajo corporativo.

Entre las habilidades blandas, podemos mencionar: el trabajo en equipo, la comunicación, la optimización del tiempo, la resolución de problemas, la creatividad, la capacidad de liderazgo, la empatía, la confianza en la toma de decisiones y el manejo del estrés.

  • Por su parte, las capacitaciones avocadas a mejorar las habilidades duras permitirán contar con un equipo de trabajo actualizado en conocimientos técnicos y su consecuente aumento de productividad y mejora en la gestión de proyectos.

Los conocimientos en computación, el manejo de equipos, la gestión de proyectos, el marketing, la escritura, el diseño, sumados a las habilidades analíticas, en servicio al cliente y de presentación son las más comunes de este tipo de habilidades que eligen profundizarse con diversas capacitaciones.

  • Las capacitaciones internas son aquellas que se llevan hacia el interior de las empresas para ayudar en la incorporación a los nuevos trabajadores como así también a aquellos que hace mucho tiempo están. Hay programas de capacitaciones en el trabajo o inducción para abordar todos los temas de la organización y capacitaciones promocionales, que son para aquellas personas que ascienden en un puesto puedan estar con confianza y capacitado para asumir su nuevo rol.
  • En cambio, las capacitaciones externas promueven el aprendizaje continuo a través del incentivo y la actualización de habilidades del equipo de trabajo. Así, podemos encontrar programas apuntados al desarrollo de conocimientos técnicos y programas para desarrollar las soft skills o habilidades blandas.

 

Como hemos visto, en los tiempos que vivimos donde los pequeños detalles pueden marcar la diferencia entre una empresa y el resto, las capacitaciones de personal pueden ser esos pequeños detalles que nos ayuden al crecimiento y desarrollo de la misma.

Te interesa

Nuevos lanzamientos de Amazon Devices & Service

Amazon presenta Kindle Scribe: el primer Kindle para leer y escribir

El nuevo Kindle cuenta con la primera pantalla de 10,2”, 300 ppp en alta resolución …

Últimas noticias de Frikipandi.com

Las noticias se actualizan cada 15 minutos.