“Halo 4”, el Jefe siempre tiene razón

halo4.jpg

Hay trilogías y trilogías. Unas, resucitadas a golpe de talonario galáctico y otras, con coherencia, inteligencia y mimo fanático. Por ejemplo, la “Trilogía del Reclamador”, con la que Microsoft ha reinventado una de sus sagas fundacionales con la vista puesta en la Xbox 720. De momento, seguimos en tierra firme con la 360, que no es poco, hasta el infinito y más allá. Pero no adelantemos acontecimiento, porque lo y con el flamante “Halo 4”, todo un homenaje y vuelta al ruedo para con el gran Jefe Maestro. Un tanto por la escuadra para 343 Studios. Con un argumento que nos sitúa cinco años después de los acontecimiento ocurridos en “Halo 3”, nos volveremos a colocar en la piel del Jefe y su inseparable, aunque algo bipolar, Cortana para arrancar una nueva epopeya galáctica en la que descubriremos un antiguo y poderoso mal que amenaza con aniquilar todo rastro de vida humana. No hay más que ver los primeros compases, que también sirven de tutorial, a través de los pasillos de la UNSC Infinity, para descubrir que la cosa va en serio. Algo que se nota según avanzamos en la historia, cuajada de nuevos aires ya que, recordemos, los desarrolladores han sabido fusionar hábilmente el material afluente de la saga, como  “Halo: Primordium”, “Halo: Glasslands” y “Halo: Combat Evolved Anniversary”.

Resumiendo, que es gerundio: ocho misiones principales, con cuatro niveles de dificultad disponibles y con el Jefe Maestro y sus demonios interiores como absoluta piedra angular de la historia, gracias a un componente cinematográfico de sus evoluciones a través de Requiem como nunca habíamos disfrutado en una consola. Aparte, también contaremos con un enorme arsenal de armas, habilidades y vehículos (entre ellos, los bólidos warthogs) para hacer frente a los Prometheanos, una raza de seres superiores que, junto a Elites, Grunts, Brutes o Hunters nos harán la vida imposible. Como vemos esta entrega es más de interior que de campo abierto, gracias a las amplias posibilidades de la UNSC Infinity, la nave espacial más grande de la flota, que será el centro neurálgico de nuestra carrera Spartan y tendrá la posibilidad de crear soldados personalizados. También hay que alabar la gran idea que supone la introducción, por primera vez en la saga, de un sistema de modificación de armadura por el que se podrán introducir habilidades y opciones de personalización capaces de mejorar nuestro rendimiento en el juego.

Atentos igualmente a su modo campaña, que se extiende generosamente a lo largo de un número más que considerable de horas y con unos escenarios apabullantes. Además de los ataques cuerpo a cuerpo y el shooter propiamente dicho, los Quick Time Events tendrán una importancia primordial, y ayudarán a imprimir un ritmo y una pasión que no decae en ningún momento. Como broche de oro, su versión multijugadora y online, que esta vez tiene novedades tales como Spartan Ops (episodios disponibles en Xbox LIVE), la esplendorosa “Halo Infinity”, y otros galones de la UNSC Infinity. Y es que todo es épico y grandioso en “Halo 4”, tanto que algunos han hablado ya, no de “juego del año”, sino de “juego de toda una generación”. Ahí queda eso.

Te interesa

Team Kaliber gana el Open Dallas de esports de Call of Duty World League

Team Kaliber gana el Open Dallas de esports de Call of Duty World League

Team Kaliber gana el Open Dallas de esports de Call of Duty World League. Los …

Últimas noticias de Frikipandi.com

Las noticias se actualizan cada 15 minutos.