Llega la tercera versión de reCAPTCHA, el sistema creado por Google para identificar si un usuario es real
Llega la tercera versión de reCAPTCHA, el sistema creado por Google para identificar si un usuario es real

Llega la tercera versión de reCAPTCHA, el sistema creado por Google para identificar si un usuario es real

Google ha introducido una tercera versión de reCAPTCHA que ahora se basará en un sistema de puntuaciones centrado en la actividad de los usuarios dentro de las páginas web, con lo que no se interrumpirá la navegación en Internet.

La nueva API de reCATPCHA, la herramienta que utiliza Google para detectar el tráfico procedente de cuentas automatizadas o ‘bots’, ofrecerá a los desarrolladores de webs una puntuación sobre cómo de sospechosa es la interacción de un usuario en su página, según ha informado Google en el blog de webmasters. Este nuevo sistema queda en segundo plano y no interrumpe la navegación.

Este sistema de puntuación elimina los ‘retos’ que las versiones anteriores de reCATPCHA solicitaban a los usuarios. La primera requería que el usuario leyera un texto poco claro y lo escribiera en un recuadro, mientras que reCAPTCHA v2 introdujo otras señales para determinar si un usuario es real o no, como identificar con un click la inclusión de algún elemento en diversas fotografías.

El nuevo sistema introduce un análisis de riesgos. La compañía aconseja su introducción en distintas páginas web para poder trazar un patrón de comportamiento con el que indentificar interacciones sospechosas. De esta forma, se podrá identificar las páginas que están siendo objetivo del tráfico automatizado.

Primero fue el tratar de leer texto distorsionado; posteriormente llegó el tener que demostrar que somos humanos con un solo clic; y ahora nos llega la tercera versión de reCAPTCHA, el sistema creado por Google para identificar si un usuario es real o se trata de un bot, donde lo interesante es que aseguran que para esta nueva versión no necesitaremos demostrar que somos humanos, ya que el sistema sería capaz de saberlo gracias a nuestras interacciones con el sitio web.

Menos molesto para quienes sí son humanos

Google está anunciado la actualización de su API para la herramienta de verificación reCAPTCHA, la cual llega a su tercera versión facilitando la gestión de aquel tráfico dañino en los sitios web, donde lo atractivo es que ahora no solicitará que sus visitantes demuestren que son humanos.

Según Google, reCAPTCHA v3 ya no pedirá que se realicen pruebas interactivas, ya que ahora todo se basará en un sistema de puntaje asignado de forma automática a cada usuario. Este puntaje se basará en las interacciones con su sitio y se clasificará en base a un puntaje de 0.0 a 1.0, donde un 1.0 es una buena interacción, mientras que un puntaje más cercano a 0.0 indicará que el tráfico muy probablemente fue generado por bots.

Las interacciones que servirán para determinar el puntaje de cada persona o visitante van desde el movimiento del mouse, hasta el tiempo que pasa en cada sección del sitio y los clics que realiza. Google afirma que este sistema posee un mayor grado de inteligencia con lo que será posible dejar de interrumpir el flujo de usuarios y mejorar su interacción con los diversos sitios web.

Afirman que esta nueva API también dará mayor control a los administradores de los sitios web, ya que podrán ver los puntajes de sus visitantes y así poder determinar si están recibiendo tráfico real o dañino. Asimismo, podrán generar scripts para realizar acciones automatizadas basadas en la puntuación de tráfico, donde por ejemplo, si reciben a un visitante con puntuación baja se podrá habilitar un script para requerir autenticación de dos factores o verificación por correo electrónico.

Por otro lado, y aprovechando la nula interacción que existirá con este sistema de autenticación, reCAPTCHA v3 se podrá habilitar en diversas secciones de los sitios web, desde la sección de comentarios hasta los inicios de sesión, así como las compras o la determinación de calificaciones.

Por defecto, reCAPTCHA v3 usará un umbral de 0.5 puntos, y todo aquel visitante con puntaje inferior necesitará demostrar que es humano, pero este umbral se puede personalizar. Otra de sus ventajas, según Google, es que permite combinar las puntuaciones con nuestras propias señales de interacciones de nuestros usuarios. Y por último, reCAPTCHA v3 contará con la capacidad de entrenar nuestro propio modelo de machine learning para combatir el abuso.

La API de reCAPTCHA v3 ya está disponible desde hoy y todos los detalles se pueden encontrar en el sitio de desarrolladores de Google.

Te interesa

Synology presenta RackStation RS1619xs+

Synology presenta RackStation RS1619xs+. Este nuevo servidor se posiciona como solución de referencia en montaje rack …

Últimas noticias de Frikipandi.com

Las noticias se actualizan cada 15 minutos.