Blu-ray parece ganar la alta definición

Blu-ray parece ganar la alta definición

La apuesta definitiva de Warner por el formato azul ha decantado la balanza de forma crucial, algo que está provocando que más y más miembros de la industria también acaben apoyando al formato Blu-ray. la cadena norteamericana Trans World Entertainment y el Video Buyers Group han anunciado que ofrecerán más películas en BD que en HD DVD gradualmente, pero no son los únicos en desmarcarse del formato apoyado por Toshiba.

La propia Paramount parecía ser la gran baza de Toshiba, y aunque se desmintieron los rumores de un cese prematuro del acuerdo para apostar por HD DVD únicamente, ahora vuelven a surgir contradicciones en este sentido: la tienda Amazon en el Reino Unido ya ha anunciado el lanzamiento de tres películas de esta productora en formato Blu-ray Disc, lo que parece que definitivamente hace pensar que Paramount está pensando en pasarse también al color azul.

Las batallas en marketing se ganan en un campo de batalla muy especial, la mente de los consumidores. Nada de bombas y cuerpos desmembrados: en marketing las guerras dejan agujeros en la cuenta corriente de las empresas, equipos de trabajo desfenestrados y tal vez el ego de las empresas tocado durante un tiempo.

Entre las múltiples batallas que se están produciendo a nuestro alrededor, una de las más interesantes para los consumidores aficionados al cine en casa, es la que se está desarrollando en torno a la definición del próximo estándar en el formato de alta definición, sobre soporte DVD: el “Blu-ray Disc” de Sony, frente al HD-DVD de Toshiba.

Como en toda guerra, muchas son las claves que arrojan la victoria de uno u otro lado: buenas alianzas, un producto apetecible para el consumidor y conseguir el “hueco” en la cabeza de dicho consumidor. Y parece que esta vez Sony, perdedor reconocido en el pasado en la batalla entre VHS y Betamax, tiene todas las de ganar. Su cuota crece, sus alianzas con la industria cinematográfica son fuertes y el producto, de más capacidad que el de su competencia, parece atractivo. Así que sin ser un gurú en la materia, podríamos afirmar que Toshiba está más cerca de reconocer su derrota, porque está perdiendo el posicionamiento en la mente del consumidor.

Pero al margen de la fortaleza de Sony frente a su competidor, algo no marcha en esta batalla marketiniana: la penetración del concepto de “alta definición” frente al actual estandar que significan los DVD’s. En otras palabras, las ventas de reproductores de preparados para la alta definición, no lleva el ritmo que a los fabricantes les gustaría.

¿Motivos?, unos cuantos:

– películas: el precio de un DVD en alta definición (de uno u otro formato) está en torno a los 30 euros. Un DVD estandar se puede conseguir desde los 6 euros.

– calidad: puede que sobre una pantalla de última generación Full HD, la calidad de la alta definición justifique su precio, pero un buen reproductor de apenas 100 euros, con un DVD estandar, arroja una calidad encomiable sobre la mayor parte de televisores actuales.

– indecisión: Sony lleva la delantera con su formato, pero ante la duda de que estandar se fijará para el futuro, la táctica “quietos hasta ver” por parte del consumidor suele ser la más adecuada.

Nadie duda que el futuro pasa por la alta definición y todo lo que venga, pero es cierto que seguir acumulando tecnología, tiene un precio para el consumidor y es muy alto cuando las aguas bajan revueltas. Hoy en día la alta definición es territorio de early adopters. Sin embargo las marcas necesitan que sea masivo.

El futuro del formato Blu-ray Disc es mucho más prometedor que el de HD DVD, y que el fin de esta batalla por los formatos de alta definición está cercano.

Te interesa

PlayStation anuncia 70€ de descuento en todos los packs de PS4 hasta el 4 de noviembre

PlayStation anuncia 70€ de descuento en todos los packs de PS4 hasta el 4 de …

Últimas noticias de Frikipandi.com

Las noticias se actualizan cada 15 minutos.