Consejos de seguridad para evitar fraudes en línea y hackeos
Photo by Clint Patterson on Unsplash

Consejos de seguridad para evitar fraudes en línea y hackeos

Photo by Clint Patterson on Unsplash

A medida que pasamos cada vez más tiempo conectados en internet debido a los avances técnicos y a la llegada de la pandemia de Coronavirus, las necesidades de estar protegidos ante posibles ataques va en aumento. Si lo pensamos, no hay actividad de nuestro día a día que no realicemos con ayuda de nuestro smartphone o dispositivo móvil, por lo que prevenir en este caso vale mucho más la pena que curar. En el siguiente artículo, algunos consejos que pueden servirte.

Si se revisa las actividades que realiza un usuario promedio mientras navega en internet ya sea en su trabajo o en su hogar, podemos encontrar que los ataques en línea más frecuentes se suelen producir por descuidos y errores. Es importante tener en cuenta ello a la hora de encender cualquier dispositivo, ya que debido a los cambios de este último año, un error en nuestra ciberseguridad es tan grave como dejar la puerta de nuestra casa abierta cuando salimos de viaje. Después de todo, la llegada de la pandemia de Covid-19, de acuerdo al análisis de diversos especialistas, no ha hecho más que acelerar el ya vertiginoso proceso de digitalización que experimenta nuestra sociedad.

Eso puede verse de forma clara en los cambios de uso y en los hábitos en internet de los últimos meses, en donde la computadora y el teléfono móvil ya no solo fueron una herramienta para comunicarse, entretenerse o trabajar, sino que se convirtió en una máquina multiuso equivalente a nuestro mundo. Si nos ponemos a pensar sobre qué hubiera ocurrido si esta pandemia tenía lugar en una época analógica o, sin ir tan lejos, hace 25 años, la respuesta sería bastante devastadora en términos de producción económica, pero también en todo lo vinculado a la salud mental y emocional de las personas.

Con la pandemia aún entre nosotros, una de las habilidades tecnológicas para el 2021 que más se valoran a la hora de buscar profesionales en distintas empresas, incluso en este contexto de fuerte caída del empleo formal en las principales potencias del mundo y también en las economías emergentes, es la de los especialistas en ciberseguridad, ya que son los encargados de proteger la información privada y financiera de las marcas que tuvieron que migrar al mundo digital para seguir prestando sus servicios. Después de todo, los ataques en línea subieron casi en paralelo a la cantidad de horas que se pasan frente a una pantalla en la actualidad.

Photo by Mika Baumeister on Unsplash

Photo by Mika Baumeister on Unsplash

Desde los fraudes en llamadas telefónicas que pueden afectar a nuestro smartphone o a nuestras cuentas bancarias, hasta la llegada de virus que pueden robar nuestra información y dañar nuestros archivos, la necesidad de prestar atención y seguir una serie de pautas para el correcto uso de internet va en aumento. En ese sentido, es un error común que esta problemática únicamente afecta únicamente a las grandes empresas o negocios, ya que los hackers no suelen distinguir entre personas públicas o privadas, por ejemplo. Entonces, ¿qué es necesario hacer para poder navegar seguros en la web?

Consejos de seguridad para evitar grandes dolores de cabeza

Como suele suceder con internet en general, para la mayoría de los problemas que crea, también brinda una posible solución. En el caso de la seguridad en línea, muchos portales y herramientas en línea ofrecen servicios e información de primera calidad, como es el caso de MundoProtegido.com. Ya sea desde la seguridad en las redes sociales, hasta las claves de todas las herramientas del sector fintech que podemos llegar a tener en nuestro dispositivo móvil, hay muchas variantes para resguardarse. Siempre es conveniente recordar que ante cada paso que damos en internet, siempre estamos dejando un poco de nuestra información.

Video:

 

En esa dirección, además de los diferentes programas y apps que pueden servirnos, hay muchos consejos a tener en cuenta. La primera y más obvia, aunque suele ser una de las grandes fallas de los usuarios, es no utilizar contraseñas seguras y fiables. Sin ir más lejos, repetir las claves un grave error que cometen las personas. El miedo a olvidarse de ese código lleva a que un pequeño descuido en una aplicación o cuenta en un sitio web pueda terminar con nuestra cuenta bancaria en cero o nuestras redes sociales totalmente hackeadas, lo que en muchos casos deriva en la pérdida de años y años de trabajo y esfuerzo.

Otro consejo que parece menor, pero cree que no lo es, es evitar la solicitud de amistad o seguimiento en redes sociales si a estas las utilizamos para compartir mucha información de nuestra vida privada y profesional. Por ejemplo, ¿has pensado de la cantidad de personas que han visto que no estás en tu casa luego de haber subido tu foto con el mar de fondo? ¿O saber que posees el dinero necesario para haber cambiado de coche? Si bien nuestras intenciones son positivas al usar las redes sociales, nunca sabemos quién puede estar del otro lado.

De la misma manera en la que es conveniente no aceptar solicitudes de desconocidos, también podemos hacer referencia a tener mayor cuidado y precaución en lo que compartimos en las redes y en nuestras conversaciones privadas. Una simple foto, comentario en una conversación o archivo subido por error pueden generar un serio dolor de cabeza para nuestros planes laborales y financieros, incluso también dentro de nuestra vida privada. Si bien es cierto que vivimos cada vez más hiperconectados y sabemos la vida de los demás al instante, es conveniente guardarse algunos elementos de nuestro día a día en la intimidad. Las fotos en tu bar favorito, por ejemplo, pueden ser el puntapié perfecto para pillarte desprevenido en un hackeo.

Photo by Arget on Unsplash

 

Photo by Arget on Unsplash

El “Pishing” está entre nosotros

Como hemos mencionado antes, las herramientas Fintech se han popularizado de gran manera en este último tiempo y eso ha dado lugar al crecimiento del llamado “Pishing”, es decir, redes delictivas que tienen diferentes estrategias para acceder a nuestro dinero. Es decir, a medida que nuestro vínculo con el efectivo va en retroceso y lo digital avanza, cualquiera puede perjudicar nuestra economía seriamente sin necesidad de tocarnos ni de entrar a nuestra propiedad.

Sin ir más lejos, las estafas mediante este método superan todos los años la estrafalaria suma de 300 millones de dólares de acuerdo a los estudios realizados por la agencia Internet Crime Report, una de las especialistas en todo a lo que ciber seguridad se refiere.

Los escenarios más comunes para que esto ocurra son al introducir nuestros datos de la tarjeta de crédito en páginas o tiendas en línea que no cuentan con la seguridad necesaria para evitar el acceso de los hackers a esa valiosa información. Lo mismo sucede mediante correos electrónicos, mensajes de texto o mensajería por whatsapp. Si bien cada una de esas plataformas actualiza de forma constante las medidas de precaución, suelen evolucionar para sortearlos. He aquí que es fundamental respetar estas dos reglas de oro: desconfiar siempre que aparezcan grandes ofertas o regalos en línea, sobre todo de destinatarios o marcas en las que nos confiamos. En segundo término, vigilar y monitorear lo que hacen los niños y menores frente a la pantalla, ya que en su inocencia e impulso consumista hay una llave de entrada a nuestra privacidad y seguridad para los “phishers”.

Te interesa

5 claves para elevar tu negocio a través del marketing de contenidos

5 claves para elevar tu negocio a través del marketing de contenidos

El marketing de contenidos es un 62% más económico que el marketing tradicional y genera tres veces más leads o potenciales …

Últimas noticias de Frikipandi.com

Las noticias se actualizan cada 15 minutos.