Montar un portátil como un PC de escritorio

Montar un portátil como un PC de escritorio

Montar un portátil como un PC de escritorio. Transforma tu portátil en un sobremesa ideal para la habitación de tu hijo. Aprovecharemos un notebook antiguo.

La potencia de los actuales portátiles nos permite prescindir del PC de sobremesa y tener un solo equipo para todo. No obstante, aún adolecen de ciertas carencias. En este artículo os descubrimos trucos de cómo mejorar un portátil para que nos supla como un ordenador de escritori.

En este pequeño tutorial vamos a trasformar un antiguo portátil con procesador Intel Core 2 Duo y 4 Gb de memoria en un rdenador para tenerlo en la habitación de nuestros hijos.

A pesar de que los portátiles lideran las ventas, los PCs de sobremesa siguen siendo ampliamente utilizados tanto en el ámbito residencial como, sobre todo, en el profesional. Los equipos de sobremesa ofrecen algunas cualidades que un portátil como tal no está preparado para ofrecer. Una de las más evidentes es la ergonomía de la que presume un sobremesa gracias a su amplio teclado, ratón externo y, por lo general, gran pantalla.

Cada vez es más común tener un portátil, y que su rendimiento nos permite desarrollar prácticamente cualquier tarea, es cada vez más interesante dotarlo de los elementos necesarios para sustituir a nuestro sobremesa. Incluso si tiene uno algo antiguo nos puede servir como ordenador para la habitación de nuestros hijos.

Resulta mucho más cómodo y práctico trabajar con un sobremesa que con un portátil sin accesorio alguno. Por eso os dejamos un pequeño vídeo. Donde recomendamos una base de refrigeración un teclado y ratón inalámbrico de la marca Aukey.

Montar un portátil como un PC de escritorio

1. Monitor externo

La primera cosa que necesitaremos para convertir nuestro portátil en un sobremesa será un monitor TFT de cierto tamaño. Aquí nuestra recomendación es comprarlo, como mínimo, de 21 o 23 pulgadas, sobre todo teniendo en cuenta que podemos encontrar modelos de esas dimensiones desde poco más de 100 euros. Nosotros hemos usado un LG de 22 pulgadas que teníamos en el trastero. Debe tener uan una resolución Full HD (1.920 x 1.080 puntos) y con un nivel de calidad mínimo. Os recomendamos comenzar mirando la oferta de marcas como Asus, LG, Philips o Samsung, que suelen ofrecer una muy buena relación calidad/precio en sus modelos.

En nuestro caso hemos teneido suerte, ya que el monitor LG tiene salida RGB y HDMI. Además integra su propio concentrador USB. Lo que nos ahorra comprar un hub usb de puertos.

2. Teclado y ratón

Hemos elegido productos de Aukey gracias a que están en Amazon. Lo más recomendable es buscar un tteclado inalambrico y ratón que se adapte a nuestras preferencias de tacto, disposición, dureza de teclas. Ademas el ratón es ergonómico para evitar el mal del tunel carpiano.

3. Hazte con un soporte

Llegamos a un elemento que probablemente muchos ni se hayan planteado, pero que, sin embargo, es fundamental para convertir de verdad un portátil en un PC de sobremesa. Nos referimos a un soporte o base de refrigeración de Aukey gracias a su calidad precio, que permiten inclinar el portátil ligeramente para trabajar más cómodamente con él sobre la mesa. Esta clase de bases suele integrar ventiladores lo que mejora uno de los puntos débiles de un portatíl y es que se calientan mas de la cuenta.

Los portátiles se ponen al rojo vivo si lo tienes encendido varias horas y surge de nuevo la duda sobre si las bases refrigeradoras para portátil sirven para algo más que para gastar batería del ordenador. No lo dudes compralas. El calor es el peor enemigo de tu disco duro , placa y batería.  Los ordenadores portátiles suelen librarse del calor excesivo que provocan procesadores, discos duros y tarjetas gráficas de dos maneras: pasiva y activa. La activa es un pequeño ventilador de la gráfica o procesador que sale por un lateral

La refrigeración pasiva envía, mediante el simple contacto físico, el calor de estos componentes a otras partes del equipo que puedan estar más ventiladas, generalmente a la carcasa por aquello de que es la piel del equipo. Si bajas la tapa enfriará menos. Así que es vital ayudarlo.

Las bases ayudan a reducir unos pocos grados la temperatura de algunos componentes. También es recomendable mirar si la base incluye algún sistema de hub para que no perdamos un puerto USB al enchufarla a nuestro portátil

4. ¿Cómo evitar que el monitor se apague en Windows 7, Windows 8 y Windows 10?

Por último debemos hacer unos pequeños cambios en Windows para poder cerrar el monitor del portátil, sin que se apague o se suspenda el ordenador, como evitar que el equipo se suspenda o se quede la pantalla negra mientras esta inactivo:

  1. Primero abrimos el menú de inicio del boton de windows:
  2. Inmediatamente despues le damos click a la opción “Panel de control” y les saldra una pantalla como esta:
  3. Le damos click donde dice: Opciones de Energia o Power options en su defecto:
  4. Le pulsamos a la opción que dice: “Equilibrado (Recomendado) “.
  5. Como verán aparecerá una opción llamada: “Cambiar configuración de plan” le damos click aquí y elegiremos la opción al bajar la tapa:
  6. Donde dice: “Apagar la pantalla” y “Poner el equipo en modo suspensión”  seleccionamos la opción “Nunca” o “Never”, solo falta darle a “Guardar Cambios” y listo podrán dejar su equipo con la pantalla bajada.

Otro aspecto importante es el que se refiere al hardware de la máquina, tanto a nivel de prestaciones, como en posibilidades de ampliación y conectividad. Al portatil recomendamos ponerle mucha memoria ram y un disco duro SSD. Con eso tendremos ordenador para nuestros hijos para rato.

Te interesa

Synology presenta RackStation RS1619xs+

Synology presenta RackStation RS1619xs+. Este nuevo servidor se posiciona como solución de referencia en montaje rack …

Últimas noticias de Frikipandi.com

Las noticias se actualizan cada 15 minutos.