“Mass Effect 3”, última odisea en el espacio

Ojo a los datos: 3,4 millones de unidades puestas a la venta de una tacada, y casi un millón despachado en las primeras horas en Estados Unidos (de hecho, ya supera las ventas de sus dos primeras entregas juntas). Esos son los poderes de uno de los juegos más esperados del año, o del siglo: “Mass Effect 3”, el cierre de una trilogía que ha ido ganando adeptos y fanáticos a fuerza de calidad, épica y hasta poesía antigravitatoria entrega a entrega, con un abanico de temáticas que se plantea seriamente la relación del hombre con el cosmos en un plazo menor de 200 años (colonización, hábitat, Inteligencia Artificial, convivencia con otras especies, supervivencia…) de una forma que no veíamos desde los buenos y viejos tiempos de “Star Trek”. Ahora, la cosa toca a apoteosis final y, claro, mucha gente se resiste a que este prodigio abandone sus tristes vidas terrícolas para siempre. Por eso las críticas a que si el desenlace no está a la altura (lo mismo dijeron del de “Los Soprano”) y demás pequeños berrinches sobre quítame allá esos DLC. Ya se sabe, hay mucho paro, la gente tiene mucho tiempo libre, y con los dichosos Twitter y Facebook cualquiera puede decir cualquier cosa con un megáfono despropocionado en la mano. ¿A alguien se le hubiese ocurrido exigir a Tolkien que cambiara el final de “El Señor de los Anillos” porque no le gustaba a unos cuantos friquis? En fin. Todo ello es pecata minuta cuando se trata de disfrutar, con tranquilidad y respirando hondo, de los últimos compases de una sinfonía que marcará un antes y un después en su sector. ¿O cuántos juegos nos dan a elegir el tipo de género que queremos disfrutar (rol, acción o historia) antes de arrancar motores? Lo que cuenta no es final sino la epopeya que tenemos que pasar para llegar a él: con un planeta en llamas por culpa del ataque de los Segadores y un Comandante Shepard intentando sofocar el fuego como sea.

El desencadenamiento de una tremenda lucha entre invadores e invadidos va haciéndose cada vez más titánico, con más aliados y enemigos implicados, mayores teatros de batalla, armamento más letal y personalizado, estrategia más finamente meditada, escenarios más apocalípticos, animaciones y cinemáticas perfectas, honda psicología de personajes, banda sonora escalofriante, Ciudadela babélica… Un carrusel de emociones y de adrenalina que no decae en las muchas horas de duración de un juego (10/10 para BioWare) que calará hondo en la memoria durante mucho tiempo, a pesar de sus defectos y de las demandas del repetable para que terminase de una u otra forma. Porque eso, en realidad, ya sucede: “Mass effect”, como los mitos populares, nos pertenece y cada uno puede darle el broche de oro que quiera. Ya se sabe, unos miran a las estrellas y otros al dedo que las señala.

mass-effect-3.jpg

Te interesa

Bayonetta 3, en desarrollo en exclusiva para Nintendo Switch

Bayonetta 3, en desarrollo en exclusiva para Nintendo Switch

Bayonetta 3, en desarrollo en exclusiva para Nintendo Switch. La próxima entrega de la serie Bayonetta …

Últimas noticias de Frikipandi.com

Las noticias se actualizan cada 15 minutos.