“Kingdoms of Amalur: Reckoning”: “ancha es Castilla…

kingdoms-of-amalur--reckoning-img566385.jpg

… que el rey paga”, según completaban los cucos emprendedores de la Reconquista tal proverbio popular (hoy, alto y harto peliagudo si se cambiase “Castilla” por “Palma”). El caso es que el amplísimo sandbox rolero de espada y brujería sigue dando mucho de sí, pariendo obras tan maestras como “Skyrim”. Ahora le toca el turno a otra pieza bien hermosa y con escamas relucientes: “Kingdom of Amalur: Reckoning”, que vuelve a insistir en el viejo adagio de “caballo grande, ande o no ande”. Pues en este caso el caballo (de batalla, como el de tito Spielberg) es grande, anda y galopa que es un primor y tiene las crines relucientes como lavadas con champú de huevo. La verdad es que la apuesta, aunque arriesgada, contaba con numerosos ases en la manga: el gurú del RPG fantástico Ken Rolston, el escritor R.A. Salvatore (suficientemente conocido por sus colaboraciones en títulos como “Quake 3 Arena” o “Demon Stone”) y, sobre todo, el legendario comiquero Todd McFarlane, padre de Spawn y que, tras algunos devaneos con la industria, por fin se lanza de cabeza a la piscina. Como no podía ser menos, la conjunción de tanto talento ha dado como resultado una apasionante mezcla dominada por una libertad de acción gozosa (el lema sería “elige tu propia aventura medieval del calibre bárbaros del Norte”, redondeado por el novedoso sistema Destiny, que hace honor a su nombre), con unos escenarios épicos (ojo a territorios como las mazmorras de Brigand Hall, la jugosa ciudad de Rathir o los bellos parajes naturales) y con una acción despiadada rozando el gore que nos demuestra que no nos encontramos con un dragón con dientes de leche precisamente. Eso, aparte de un editor de personajes a la altura de las circunstancias, una duración más que generosa (30 horas de serie y muchas más de propina rejugable, aparte de una gran guarnición de bonus e incentivos para evitar esos tiempos muertos tan molestos e incómodos en el género) y un look retrofuturistamente apocalíptico, o viceversa que a veces hay que verlo para creerlo. Mucha miga y mucho pan y merienda para echarle a este formidable juego, que promete ser el comienzo de una bella saga de lo más amistosa (aunque los bicharracos que asoman el hocico no deben tener muchos fans en Facebook). Hombre, también tiene sus puñetitas, claro, pero tampoco nos vamos a cebar con los novatos, ¿no? Que todos hemos sido jovenzuelos… Pues eso.

Te interesa

Team Kaliber gana el Open Dallas de esports de Call of Duty World League

Team Kaliber gana el Open Dallas de esports de Call of Duty World League

Team Kaliber gana el Open Dallas de esports de Call of Duty World League. Los …

Últimas noticias de Frikipandi.com

Las noticias se actualizan cada 15 minutos.