“Epic Mickey”: El tío Mouse recuerda sus vidas pasadas

epic-mickey-gameplay.jpg

“El ladrón de Bagdad”, “Fantasía” y “Alicia en el país de las maravillas” no son mancas películas para iniciarse de chavalín en el universo de la cinefilia y la imaginería (hablamos con conocimiento de causa). Así que un videojuego surtido por estos tres afluentes tiene todas las papeletas para convertirse en un camino de baldosas amarillas memorable y de culto. Tal trayecto es el que recorre saltarín “EPIC MICKEY”, uno de los títulos más anunciados y esperados para 2010 y que debería suponer un punto y aparte en la Wii, consola que con “Super Mario Galaxy 2” tocó el cielo y el techo de sus posibilidades. Precisamente esta obra maestra es uno de los referentes indiscutibles de la última creación de Warren Spector, quien se ha rendido a Disney Interactive y a Nintendo por haber traducido tan brillantemente en chips sus castillos flotantes y quimeras animadas. Aunque haya entrado en la lista bestsellers algo tímido (el arquetipo de superventas es otro muy distinto), “Epic Mickey” sin duda reflotará según se acerque la chicha navideña siempre que su potencial público (no exactamente infantil, aunque esté calificado para mayores de 7 años) entre en el alucinante juego que propone. Por un lado, un homenaje espectacular al dibujo animado en general y a su mayor icono histórico en particular, recorriendo sus diversas encarnaciones y los alucinantes diseños que las agitaron. Por otro, una deconstrucción de formatos como la aventura gráfica y las plataformeras casi tan radical como el propuesto en su día por “Little Big Planet”. De hecho, podemos pintar y disolver fragmentos de niveles a capricho, y avanzar por escenarios casi dalinianos sin necesidad de sacarse el carné de trapecista de circo. Tal vez la jugabilidad combativa no dé el do de pecho necesario en algunas fases de la aventura, y la criticada cámara realmente se vuelve tarumba en algunos momentos poco oportunos (como cuando intentamos pasar de puntillas por una misión llena de engranajes y tuberías picadas y al rojo vivo). Sin embargo, las virtudes del juego son elevadas, tanto desde el punto de vista creativo como, por así decirlo, psicológico. Y es que a veces parece que se ha sentado al viejo Mickey en un diván o en una sesión de hipnosis y se le ha abierto la mollera de par en par, dejando que el géiser, a veces pesadillesco, salpicase a gusto la consola. Por cierto, ¿hace cuánto que no nos sentimos así con una película de animación (sin contar Pixar, claro)? Disney ya ha dejado caer que, si la cosa acaba de funcionar, habrá “Epic Mickey 2”. Si no, ¿qué tal “Epic Donald” o “Epic Pepe Carioca”?

Te interesa

Dynasty Feud llega hoy a PlayStation 4

Dynasty Feud llega hoy a PlayStation 4. Sony Interactive Entertainment España (SIE España) anuncia que el …

Últimas noticias de Frikipandi.com

Las noticias se actualizan cada 15 minutos.